¿Caricatura o Carácter? Viendo más allá de los defectos

Autor: Instituto Arbinger
Fecha: octubre 20, 2020

Cuando los defectos de alguien parecen inundar cada interacción que tenemos con esa persona, probablemente no estamos viéndola como una persona, sino una versión plana y desproporcionada del individuo que realmente es.

El año pasado en una feria estatal, posé para un caricaturista. Cuando el artista dio la vuelta a la imagen, lo que vi fue una cara de ardilla, de mejillas gigantes y dos enormes dientes delanteros. El artista había incluido otras sutiles pero reconocibles características, sin embargo, los dientes y las mejillas dominaban el dibujo. Se lo devolví al artista, había exagerado dos de los rasgos que más me desagradan.

Cuando los caricaturistas dibujan, exageran intencionalmente algunas características y simplifican o minimizan otras. En cuestión de minutos, pueden hacer un dibujo que objetivamente no se parece en nada a la persona, pero que captura su imagen a la perfección. Cuando actuamos hacia los demás con una mentalidad “dentro de la caja”, nosotros mismos jugamos el papel de caricaturistas. En lugar de ver a un individuo complejo con una historia única e interesante, vemos una versión bidimensional simplificada, y probablemente poco favorecedora, de esa persona. Desafortunadamente, esto nos pasa a menudo.

Igual que el artista que dibujó mi retrato destacó exageradamente dos de mis rasgos, cuando necesitamos justificar nuestro propio comportamiento, tendemos a exagerar los defectos de los demás. Las peculiaridades son más prominentes, las diferencias son más grandes, mucho más de lo que incluso podríamos haber notado antes. Y cuando empezamos a enfocarnos en esas faltas exageradas, se vuelve cada vez más claro para nosotros que estamos en lo correcto.

Es probable que todos hayamos dibujado mentalmente, en el trabajo o en casa, caricaturas de algunas personas. Ese compañero de trabajo irritante que siempre parece bloquear tus ideas en una reunión de equipo; un empleado que constantemente da excusas por los plazos incumplidos; el hijo que no nos hace caso. Cuanto más vemos a alguien como incapaz, poco inteligente, grosero, egoísta, descuidado, etc., más fácil es mirar más allá de nuestros propios errores. Ya no podemos ver que quizás estamos equivocados debido a que los fallos de la otra persona parecen indiscutibles.

Pero ¿y si realmente están equivocados?

Cuando un caricaturista hace un dibujo, técnicamente está dibujando lo que tiene delante. El artista que hizo mi dibujo no estaba inventando el hecho de que realmente tengo dientes, ojos y nariz. Todo lo que hizo fue dibujar esas características existentes con una perspectiva alterada. Lo mismo ocurre con nosotros. Es probable que en algún momento trabajemos con compañeros de trabajo difíciles, tratemos con alguien que tenga un desempeño bajo o tengamos un hijo rebelde. Estos son hechos, ¿verdad? No nos inventamos el comportamiento de las personas.

Entonces, ¿qué podemos hacer? Ver a alguien con una mentalidad “fuera de la caja” no significa que estemos excusando sus comportamientos, tampoco significa que sus comportamientos no existan. Pero esos comportamientos nunca nos quitarán la capacidad de elegir nuestra forma de ser, es decir, si vemos o no a esa persona como una persona.

En Arbinger, hablamos mucho sobre el patrón circular de las confabulaciones. Cuando experimentamos un conflicto con otra persona, es probable que nuestro comportamiento alimente el problema que estamos tratando de resolver. Quedamos atrapados tratando de corregir, cambiar y convencer a la otra persona que debe cambiar, porque sus defectos son todo lo que podemos ver y acabamos provocando los mismos comportamientos que queremos detener. Afortunadamente, hay una salida, y está en nuestras manos.

Aunque las diferencias pueden ser todo lo que podemos ver, reenfocar nuestra forma de ser hacia la otra persona cambiará nuestra perspectiva. Cuando sentimos curiosidad por otras personas y comenzamos a verlas como los personajes complejos y tridimensionales que son, los defectos que eran tan evidentes comienzan a encogerse. Es posible que aún existan, pero ya no dominarán nuestro enfoque.

Ver las luchas de otros, aprender sobre ellas y construir una relación lleva tiempo. Puede ser difícil. Puede ser doloroso. No es tan fácil como quedarse con su caricatura y regodearse en lo agraviados que nos hace sentir. Pero al final, terminaremos dibujando una imagen mejor. Una imagen (más equilibrada) con detalles, errores y complejidades. Una imagen que hace que otras personas den un paso atrás y digan: "Yo también quiero hacer algo así".


17, 19, 24 y 26 noviembre 2020 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Colaborar o frustrar: Cómo la mentalidad del líder afecta la cultura del equipo

Cuando los líderes no ven a las personas como individuos únicos y valiosos, esas personas se desvinculan de la empresa y se van. En este artículo, explicaremos cómo la mentalidad de un líder puede ser la diferencia entre una cultura de colaboración o una de frustración y proporcionaremos una sencilla pauta para ayudar a los líderes a construir relaciones basadas en el respeto mutuo.

Ver artículo
¿Hablamos de Silos?

¿Existe alguna organización que pueda decir que no tiene, nunca ha tenido y nunca tendrá silos? Para abordar este reto tan común y que tan a menudo pone en jaque a CEO’s, directores generales y directores de personas, el primer paso es comprender cuáles son algunos factores que frecuentemente contribuyen a la creación de silos […]

Ver artículo
Una gran lección de amor en la empresa

Hace poco leí un post de un colega al que respeto y admiro mucho, Pablo Tovar, que explicaba el disruptivo discurso de 2 minutos que dio la Madre Teresa de Calcuta en un evento sobre Liderazgo y Cambio. Sólo duró 2 minutos, y durante el primer minuto lo que hizo fue mirar de lado a […]

Ver artículo
El inicio del “nuevo” curso nos ofrece grandes oportunidades

Recuerdo que cuando era una niña, me encantaba prepararme para la vuelta a la escuela. Tres meses de vacaciones eran demasiado tiempo para mí. Me encantaba el olor de los libros nuevos, empezar a tomar notas en cuadernos vacíos… Echaba de menos a mis compañeros, pero sobre todo echaba de menos la sensación de descubrir, […]

Ver artículo
Cómo disfrutar de las vacaciones y no morir en el intento

El inicio de las vacaciones nos trae a la mente imágenes que nos llenan de energía. Y aunque deseamos disfrutar al máximo de ese merecido descanso, la realidad es que las relaciones familiares y la planificación de las tareas domésticas, a menudo provocan discusiones y estrés. Quizás te sientas como la familia Harris que se […]

Ver artículo
¿No puedes ver? Escucha

En 1950, Harry y Bonaro Overstreet escribieron una editorial que habla del tema central de los problemas sociales que enfrentamos hoy: "Para los inmaduros, las otras personas no son reales". La sabiduría que proviene de la verdadera madurez a menudo se evidencia con mayor fuerza en nuestro grado de escucha hacia los demás. Cuando otros […]

Ver artículo
3 claves para comunicar teniendo en cuenta al otro

La comunicación juega un rol fundamental en nuestra capacidad para conseguir nuestros objetivos, ya sea en el trabajo, en casa o en la escuela. Sin embargo, los errores en la comunicación ocurren y con más frecuencia de la que nos gustaría admitir.  Piensa por ejemplo en esos plazos no cumplidos, en miembros de la familia […]

Ver artículo
¿Es suficiente ser resistente?

La estabilidad es la piedra angular en la construcción de una organización, o de un estilo de vida, concebida para resistir los vaivenes. Sin embargo, ¿podría la búsqueda de la estabilidad oponerse al objetivo ideal de crecimiento? Por Jack Colwell, Consultor Senior | 17 de abril de 2020________________________________________Nadie quiere ser como una vela que se […]

Ver artículo
Cómo afrontar los cambios de manera consciente

La década que acabamos de empezar lleva consigo cambios tan apasionantes como impactantes. La situación actual nos ha paralizado, nos ha zarandeado y nos ha hecho poner el estado de alarma, a flor de piel. Desde que conocí el material de Arbinger, cuando los pensamientos catastróficos llegan a mí, suelo aplicar la herramienta “Empezar de […]

Ver artículo
La fuerza que humaniza

Desde bien pequeños aprendemos que “la experiencia es la base del conocimiento” y que, para llegar a éste de un modo efectivo, en términos de utilidad para los retos que enfrentamos, debemos transitar por los tres niveles del aprendizaje: el nivel intelectual, el emocional y el vivencial. Es decir, debemos entender (llevar nuestra atención hacia […]

Ver artículo
crossmenu