Mejorar la cultura colaborativa después de un rápido crecimiento

ORGANIZACIÓN

Outfit 7

SECTOR

Desarrollo de Software

ACERCA DE

Outfit7, es una empresa de desarrollo de software con sede en Londres y oficinas en Eslovenia, Corea del Sur y Estados Unidos. Outfit 7 desarrolla aplicaciones de entretenimiento que incluyen «Talking Tom», su app móvil con un gato interactivo que repite todo lo que el usuario dice. «Talking Tom» fue un éxito internacional que batió todos los récords con 300 millones de descargas en 19 meses.

RETO

Samo e Iza Login fundaron Outift7 en 2010 con la misión de “llevar diversión y entretenimiento para todos”. Como parte de esta misión, Samo e Iza también crearon una cultura empresarial de diversión, respeto y colaboración. En junio de 2010, Outift7 lanzó Talking Tom, una aplicación para teléfonos inteligentes con un gato animado interactivo que repite todo lo que un usuario dice. Talking Tom fue un éxito inmediato, con un récord de 300 millones de descargas en 19 meses.

A principios de 2013, con el éxito de Talking Tom y el resto de la franquicia “Talking Friends”, Outfit7 había crecido de los 8 empleados del inicio a 45 empleados repartidos en oficinas en Chipre, Inglaterra, Eslovenia, Corea del Sur y Estados Unidos. Como resultado de este crecimiento, empezaron a aparecer algunas grietas en la cultura. Ante este reto, Samo e Iza empezaron a valorar la manera de mantener la cultura dado el rápido crecimiento que estaban experimentando. Sabían intuitivamente cómo querían que fuera la cultura, pero no sabían cómo articularla de una manera que les permitiera escalarla a medida que la empresa crecía.

ENFOQUE ARBINGER

Mientras veían la manera de solucionar este problema, el libro “La Caja” llegó a manos de Samo e Iza. Al leerlo, rápidamente se dieron cuenta de que Arbinger podía proporcionar un marco para fomentar la cultura que intentaban fomentar.

Como primer paso, Outfit7 contrató a un facilitador de Arbinger para realizar un taller de dos días con el equipo ejecutivo. Al principio, muchos miembros del equipo se mostraron escépticos acerca de la necesidad de trabajar de otra manera. Sin embargo, durante la sesión descubrieron que su modo de trabajar era, de hecho, una forma de trabajar enfocada en el “yo” — con una mentalidad dentro de la caja— lo que contribuía a las grietas que se apreciaban en la cultura de la empresa. Es más, el taller dio como resultado que varios miembros del equipo resolvieran algunos de los desacuerdos que tenían, lo que sentó las bases para un trabajo futuro mucho más colaborativo.

El equipo estaba entusiasmado con los resultados de este primer taller y querían asegurarse de integrar con éxito la mentalidad fuera de la caja en su propia manera de trabajar y la de toda la empresa. Un consultor de Arbinger volvió a Outfit7 dos meses más tarde para llevar a cabo una serie de sesiones de media jornada de implementación del modelo. En estas sesiones, los miembros del equipo aprendieron a utilizar las herramientas de Arbinger que aplicaron a la planificación, ejecución y evaluación de su trabajo de modo que éste se realizara con una mentalidad fuera de la caja de manera continua.

Además, cinco miembros del equipo ejecutivo se certificaron como facilitadores internos de Arbinger. Esta formación les preparó para apoyar a los miembros de sus equipos en sus esfuerzos continuos para trabajar con una mentalidad fuera de la caja, así como para formar y apoyar al resto de los empleados de la compañía. Como resultado los niveles de colaboración y accountability aumentaron.

Los 200 empleados de Outift7 ya han participado en el taller básico de dos días de Arbinger, y han recibido formación en la utilización de herramientas. Los facilitadores internos de Outfit7 han formado a más del 90% de estos empleados.

RESULTADOS

Los líderes de Outfit7 informan que ahora se escuchan más objetivamente entre sí y, como resultado, están más abiertos a reconsiderar su manera de ver a los demás o las situaciones. Esto les permite ver los problemas de manera diferente, superar sus diferencias y centrarse en los resultados.

Según Iza, antes de implementar Arbinger, los empleados tendían a centrarse únicamente en sus propias tareas y no pensaban en cómo su trabajo afectaba a los demás. Sin embargo, ahora que trabajar con una mentalidad fuera de la caja es la norma en toda la compañía, todos buscan oportunidades de ayudar a los colegas.

Rok Zorko, Vicepresidente de Desarrollo de Producto de Outfit7, es un ejemplo de ello. Según Rok, él solía descartar lo que consideraba “solicitudes oscuras provenientes de departamentos oscuros”, y consideraba que lo que él hacía era más importante que lo que le pedían. Ahora, según Rok, “ya no lo veo así. Reconozco que estas personas obviamente quieren hacer algo, algo valioso para la empresa. Puede que no sea tan importante como mi trabajo, pero obviamente es importante para ellos, así que hoy hago un esfuerzo y les ayudo. El tiempo que antes empleaba en protestar es lo que tardo en hacer lo que me piden”.

Los empleados de Outfit7 también están descubriendo que cuando ayudan a sus colegas, es más probable que sus colegas les ayuden a ellos. La compañía ha logrado una cultura en que nadie teme pedir ayuda. Según Iza, “las personas son más eficaces y accountable. Lo que hemos aprendido a través de Arbinger es bueno tanto para ellos como para la compañía ”. Igor Lautar, Vicepresidente de Tecnología, se hizo eco de esto y cree que la compañía está logrando mejores resultados.

Esta intensificación de la colaboración acelerada ha permitido a Outfit7 fortalecer su cultura, incluso tras haber duplicado el nº de empleados desde que Arbinger comenzó a trabajar con ellos. Los resultados de negocio también han sido espectaculares. En octubre de 2015, 2,5 años después de que Outfit7 comenzara a aplicar el modelo de Arbinger, los Talking Friends habían generado más de 3 mil millones de descargas de aplicaciones, tenían más de 250 millones de usuarios activos cada mes y generaban más de 3,5 mil millones de visitas a sus videos en YouTube. Outfit7 considera que este cambio en la forma de funcionar es permanente. Como dice Rok sobre el modelo de Arbinger, “una vez lo conoces, ya no hay marcha atrás.”