Durante esta semana santa en confinamiento, he disfrutado de más tiempo para ver cine. Una de las películas que sentí la necesidad de volver a ver por enésima vez fue El Club de los Poetas Muertos, y conseguí volver a emocionarme. ¿Qué hay más importante en la vida que las emociones que a veces nos devuelven a nuestra esencia como seres humanos? En una de las primeras escenas, el mítico profesor Keating (mi añorado Robin Williams), susurra a sus alumnos el gran mensaje de esta extraordinaria película: “¡Carpe!, ¡Carpe Diem! ¡Aprovechad el momento, chicos! ¡Haced que vuestra vida sea extraordinaria!” 

Estamos viviendo un momento excepcional y sin precedentes, del que estamos aprendiendo cada día y tomando conciencia de su impacto en nuestras vidas y en nuestras organizaciones. Es un momento histórico.

Estamos compartiendo más que nunca porque nos necesitamos como nunca, en esta situación de incertidumbre, en la que tenemos muchas preguntas y muy pocas respuestas.

Una de las cosas más emocionantes y gratificantes de nuestro trabajo como coaches y consultores es escuchar y aprender de las historias de nuestros clientes, y de momento, en todas las conversaciones que estamos teniendo, si algo destaca, es la humanidad y la calidez de las personas, su sensibilidad y la conciencia de la importancia de sus decisiones y de su impacto y afectación en los demás.

Una importante cadena de retail, consciente de la importancia de dar ejemplo en su sector, no solo tranquiliza a su plantilla y no hace un ERE, sino que se preocupa también de ayudar a sus proveedores más pequeños a sobrevivir al impacto económico del momento.

Lección de la que aprender: como pone el foco en el impacto a los más vulnerables y como los tiene en cuenta y se implica en apoyarles.

Una importante empresa del sector de la construcción se preocupa por la salud, la seguridad y la protección de la parte de plantilla que no puede teletrabajar, están encantados con la experiencia del teletrabajo y se dan cuenta de la madurez y auto-responsabilidad de sus equipos, con quienes reconocen que se comunican más y mejor que nunca.

Lección de la que aprender: desde la confianza, trabajar a distancia, desarrollar personas accountables y empoderarlas, funciona muy bien, e incluso puede llegar a motivar aún más.

Una destacada empresa del sector de seguros médicos, se muestra más fiel que nunca a sus valores y a su propósito y razón de ser de ayudar a los profesionales sanitarios más afectados y más necesitados con un fondo del 22% del beneficio de su ejercicio anterior, adoptan el teletrabajo al 100%, se acostumbran a las nuevas plataformas tecnológicas de trabajo en remoto, avanzan a pasos agigantados en su proceso de transformación digital, y se comunican con más frecuencia y transparencia con todos los stakeholders.

Lección de la que aprender: coherencia con su razón de ser, conciencia y solidaridad con el personal sanitario más necesitado, y el ajuste rápido y natural de toda la plantilla al nuevo modo de trabajar en remoto sin dejar de poner al cliente en el centro.

Una conocida empresa del sector de la perfumería y cosmética es pionera en el cierre de fábricas y adopción del teletrabajo. Adoptan nuevas rutinas y comunicaciones más frecuentes, y limitan su fabricación a un hidrogel sanitario para cubrir la fuerte demanda en los hospitales.

Lección de la que aprender: solidaridad, y ajuste constante al entorno super cambiante, con proactividad, creatividad y rapidez.

Una empresa del sector educativo se adapta rápidamente al trabajo en remoto de toda la organización y decide continuar trabajando de esta manera hasta después del verano o hasta que llegue la normalidad absoluta.

Lección de la que aprender: Escuchar al personal, aclarar bien roles y expectativas para desarrollar más su accountability y conseguir más productividad y rendimiento teletrabajando.

Un fabricante del sector de la alimentación que, a pesar de sufrir muchas bajas preventivas en fábrica, priorizan las personas más vulnerables y su salud, a la vez que logran ajustar sus recursos para mantener su actividad económica, esencial para su función social.

Lección de la que aprender: la compasión y el foco primero en las personas es el motor motivacional más importante para superar situaciones desafiantes.

Una empresa pública de referencia gestiona rápidamente su principal dolor de cabeza que era proteger la salud de su amplia plantilla, dejando las personas imprescindibles presenciales, y todos teletrabajando en lo posible, y el resto disponibles en casa.

Lección de la que aprender: conciencia social de liderar con el ejemplo y con rapidez de actuación.

Una entidad social sin ánimo de lucro trabaja con los más vulnerables, homeless y otras personas necesitadas, preocupándose de acoger y escuchar a cualquier persona que lo necesite y sensibilizando a la sociedad para que se solidarice y haga donaciones ante unas necesidades que se han triplicado con la crisis.

Lección de la que aprender: ver personas, todas importan por igual, generosidad, liderazgo, compromiso e inconformismo para cambiar a un mundo que necesitamos sea más consciente y humano.

Una cadena de supermercados valora y reconoce a su plantilla de trabajadores, por su actitud valiente, responsable y servicial, y su cariñoso y amable contacto con los clientes, tiene en cuenta su esfuerzo y reduce horarios, organiza más descansos y ofrece servicio de ayuda psicológica a cualquier trabajador que lo necesite.

Lección de la que aprender: ver y reconocer el papel clave del personal de base quienes, con un agradecimiento sincero, se sienten vistos, dan su mejor versión profesional y humana, y reciben un salario emocional que les llega al corazón.

Un laboratorio farmacéutico, cuyas fábricas son más imprescindibles que nunca para ayudar a salvar vidas, afronta el inicio de la crisis con pánico a contagiarse por parte de muchos trabajadores y resistencia a venir a trabajar. Una excelente gestión basada en una buena escucha, motivación y garantías de protección y seguridad da pie días después a un compromiso impagable de esfuerzo en horas por parte de todo el personal de fábrica. Todos ellos habían oído y leído el propósito y los valores de la empresa, que siempre ha tenido al paciente en el centro, pero ahora este propósito lo viven de cerca, lo tocan personalmente a diario, y se sienten útiles y que ayudan.

Lección de la que aprender: vencer el pánico que bloquea, recordar para que estamos aquí, y enfocarse en el más necesitado, da sentido a la humanidad que todos llevamos dentro, y nos auto-realiza como personas.

He extraído lecciones de buen liderazgo de cada conversación que he mantenido, y en todas observo un cambio en la manera de ver y enfocar la situación teniendo en cuenta cómo afecta a las personas. Esta nueva manera de ver provoca nuevas maneras de hacer mucho más humanas, trascendentes, efectivas e inspiradoras y esto es un cambio francamente esperanzador e ilusionante.

Pienso que esta experiencia que estamos viviendo nos está haciendo más conscientes de que somos más frágiles y vulnerables de lo que quizás pensábamos, y de que las personas que ayudan son las que más nos gustan porque nos sentimos vistos por ellas.

Tras estas conversaciones con diferentes líderes, tengo la esperanza de que vamos a ser capaces de aprender algunas de estas lecciones y recuperar parte de la humanidad perdida.

Me imagino la impactante escena inicial de la película El Club de los poetas muertos, y en lugar de alumnos adolescentes, un grupo de líderes de empresas como estas, humildes, tomando conciencia de que quizás ahora es el momento de liderar un cambio transformador en sus organizaciones, y al mítico profesor Keating diciéndoles:

“¡Carpe!, ¡Carpe Diem! ¡Aprovechad el momento, líderes! ¡Haced que vuestra vida sea extraordinaria y haced que vuestra nueva manera de liderar conduzca a vuestros equipos y a vuestra organización a resultados extraordinarios!”


Actualmente, el Instituto Arbinger España ofrece online charlas a medida en formato webinar, sesiones de coaching individual y sesiones de coaching de implementación, a líderes que ya han realizado el programa básico “Desarrollo e Implementación de una Mentalidad Fuera de la Caja” y/o nuestro programa “Liderazgo Fuera de la Caja”. En breve, ambos programas también estarán disponibles online a través de la plataforma Zoom. Si estás interesado/a o deseas más información, contacta con nosotros