¿Es suficiente ser resistente?

Categoría: |
Autor: el Instituto Arbinger
Fecha: junio 3, 2020

La estabilidad es la piedra angular en la construcción de una organización, o de un estilo de vida, concebida para resistir los vaivenes. Sin embargo, ¿podría la búsqueda de la estabilidad oponerse al objetivo ideal de crecimiento?

Por Jack Colwell, Consultor Senior | 17 de abril de 2020
________________________________________
Nadie quiere ser como una vela que se puede apagar con la más mínima brisa de adversidad.

Nadie quiere ser frágil, ¿verdad? La palabra misma trae a la mente la idea de que puede ser fácilmente roto, fracturado, o de ser endeble o inestable. Nadie quiere tener una psique frágil que, cuando surgen los desafíos inevitables de la vida y el trabajo, deba ser mimada, cuidada y protegida. Nadie quiere ser el tipo de persona con la que hay que ir de puntillas, para no alterar su frágil equilibrio emocional.

La gente quiere ser fuerte y resistente, capaz de soportar la incertidumbre y la volatilidad. En lugar de una vela, imaginamos que somos como una bombilla, a la que la brisa no puede afectar, ¿verdad?
La reciente pandemia ha ilustrado lo que el autor y filósofo, Nassim Nicholas Taleb, ha argumentado durante años. En el mundo actual complejo y volátil, la resistencia y la fuerza no son suficientes.

Es cierto, la bombilla soporta la brisa (adversidad externa) y se ilumina, siempre que esté sobre una base sólida, tenga un flujo de corriente uniforme y no se agite (estabilidad interna). En un ambiente inestable, la bombilla se vuelve frágil. Del mismo modo, intentar ser resistente en el entorno laboral actual puede hacer que uno se vuelva frágil.

En su libro, Anti-fragile: Things That Gain from Disorder, Taleb explica que la anti-fragilidad es la cualidad esencial de individuos, familias, empresas, sistemas y gobiernos que desean prosperar en un mundo cada vez más complejo y volátil. Taleb argumenta que el objetivo no es ser como una vela o una bombilla, sino como un fuego, avanzando, creciendo y siendo impulsado por los vientos de la adversidad y los desafíos que encontramos en el camino. Ser resistente ya no es suficiente para recuperarse de la adversidad y la volatilidad. Tienes que recuperarte más fuerte y mejor. Tienes que volverte anti-frágil.

Anti-fragilidad y mentalidad
Para ilustrar la relación entre anti-fragilidad y la mentalidad enfocada hacia los demás (fuera de la caja), considera estas sencillas comparaciones de situaciones y reacciones cotidianas:

Cuando veo disfunción en la organización,
Frágil
.... Me siento frustrado y bloqueado.
Resistente
.... No dejo que me moleste; Espero hasta que el problema se resuelva solo.
Anti-frágil
... Me siento estimulado por la oportunidad de deshacer malentendidos y encontrar nuevas formas de trabajar en colaboración y ayudar a que las cosas salgan bien.

Cuando siento que otros están siendo hostiles o apáticos hacia mí,
Frágil
... Me siento enojado o resentido, aplastado u oprimido.
Resistente
.... Intento ignorarlos y hacer mi trabajo.
Anti-frágil
... Me interesa, siento curiosidad sobre sus motivos y sobre dónde creen que he podido contribuir a ellos.

Cuando veo a otros que están desconectados y trabajan a un nivel mínimo,
Frágil
.... Pienso que, si pueden salirse con la suya sin trabajar, ¿por qué debería yo trabajar duro?
Resistente
... intento seguir esforzándome y no dejo que me moleste.
Anti-frágil
... Compruebo si de alguna forma he podido ser un obstáculo o no he cumplido con mi responsabilidad hacia ellos.

Cuando veo cuellos de botella, trámites burocráticos y micro-gestiones en la organización,
Frágil
... Pienso "ya volvemos a estar igual, ¿por qué molestarse en intentarlo de nuevo?"
Resistente
... trato de no dejar que me moleste, pues sé que en todas las organizaciones tienen los mismos problemas.
Anti-frágil
... Entiendo que los que son muy prudentes tienen muchas presiones y temores que los obstaculizan, hago todo lo posible para descubrir y eliminar sus preocupaciones y animarlos.

Cuando no obtengo los aumentos y beneficios que siento que merezco,
Frágil
... me "voy" desconectando y hablando mal de la organización.
Resistente
... trato de ignorarlo y seguir trabajando como siempre.
Anti-frágil
... Compruebo si hay alguna forma en que los haya obstaculizado o no haya cumplido con mi responsabilidad hacia ellos.

A partir de estos ejemplos, cada lector puede reflexionar sobre cómo es, suena … tener una mentalidad enfocada en los demás (fuera de la caja), anti-frágil, durante una pandemia. No se trata de tener la capacidad de evitar la posibilidad de ser afectado, perjudicado (se han hecho intentos similares y a menudo equivocados y con el tiempo solo debilitan a la organización a medida que se suspenden). Más bien, se trata de comprender qué factores estresantes estamos experimentando y sentir curiosidad sobre cómo pueden impulsar el aprendizaje y el crecimiento de nuestra organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos de Silos?

¿Existe alguna organización que pueda decir que no tiene, nunca ha tenido y nunca tendrá silos? Para abordar este reto tan común y que tan a menudo pone en jaque a CEO’s, directores generales y directores de personas, el primer paso es comprender cuáles son algunos factores que frecuentemente contribuyen a la creación de silos […]

Ver artículo
¿Caricatura o Carácter? Viendo más allá de los defectos

Cuando los defectos de alguien parecen inundar cada interacción que tenemos con esa persona, probablemente no estamos viéndola como una persona, sino una versión plana y desproporcionada del individuo que realmente es. El año pasado en una feria estatal, posé para un caricaturista. Cuando el artista dio la vuelta a la imagen, lo que vi […]

Ver artículo
Una gran lección de amor en la empresa

Hace poco leí un post de un colega al que respeto y admiro mucho, Pablo Tovar, que explicaba el disruptivo discurso de 2 minutos que dio la Madre Teresa de Calcuta en un evento sobre Liderazgo y Cambio. Sólo duró 2 minutos, y durante el primer minuto lo que hizo fue mirar de lado a […]

Ver artículo
El inicio del “nuevo” curso nos ofrece grandes oportunidades

Recuerdo que cuando era una niña, me encantaba prepararme para la vuelta a la escuela. Tres meses de vacaciones eran demasiado tiempo para mí. Me encantaba el olor de los libros nuevos, empezar a tomar notas en cuadernos vacíos… Echaba de menos a mis compañeros, pero sobre todo echaba de menos la sensación de descubrir, […]

Ver artículo
Cómo disfrutar de las vacaciones y no morir en el intento

El inicio de las vacaciones nos trae a la mente imágenes que nos llenan de energía. Y aunque deseamos disfrutar al máximo de ese merecido descanso, la realidad es que las relaciones familiares y la planificación de las tareas domésticas, a menudo provocan discusiones y estrés. Quizás te sientas como la familia Harris que se […]

Ver artículo
¿No puedes ver? Escucha

En 1950, Harry y Bonaro Overstreet escribieron una editorial que habla del tema central de los problemas sociales que enfrentamos hoy: "Para los inmaduros, las otras personas no son reales". La sabiduría que proviene de la verdadera madurez a menudo se evidencia con mayor fuerza en nuestro grado de escucha hacia los demás. Cuando otros […]

Ver artículo
3 claves para comunicar teniendo en cuenta al otro

La comunicación juega un rol fundamental en nuestra capacidad para conseguir nuestros objetivos, ya sea en el trabajo, en casa o en la escuela. Sin embargo, los errores en la comunicación ocurren y con más frecuencia de la que nos gustaría admitir.  Piensa por ejemplo en esos plazos no cumplidos, en miembros de la familia […]

Ver artículo
Cómo afrontar los cambios de manera consciente

La década que acabamos de empezar lleva consigo cambios tan apasionantes como impactantes. La situación actual nos ha paralizado, nos ha zarandeado y nos ha hecho poner el estado de alarma, a flor de piel. Desde que conocí el material de Arbinger, cuando los pensamientos catastróficos llegan a mí, suelo aplicar la herramienta “Empezar de […]

Ver artículo
La fuerza que humaniza

Desde bien pequeños aprendemos que “la experiencia es la base del conocimiento” y que, para llegar a éste de un modo efectivo, en términos de utilidad para los retos que enfrentamos, debemos transitar por los tres niveles del aprendizaje: el nivel intelectual, el emocional y el vivencial. Es decir, debemos entender (llevar nuestra atención hacia […]

Ver artículo
¡De esta (caja) también se sale!

Hace ya varios años, un reconocido humorista venezolano publicó un video corto sobre el desaliento que aún sigo recordando. Dura dos minutos, aquí se lo dejo para que lo disfruten:   Se trata de un breve relato de ficción, en el que se describe el desaliento como una herramienta del diablo, pero no una cualquiera, […]

Ver artículo
crossmenu