La paradoja del autoengaño: cuando yo soy el problema y no sé que soy el problema

Autor: el Instituto Arbinger
Fecha: marzo 24, 2020

Los líderes a menudo sufren la paradoja del autoengaño: son parte del problema, pero no lo saben. Este post ofrece algunas ideas de qué se puede hacer al respecto.

Esta artículo se publicó originalmente en insights, de la Association for Talent Development.

Es bastante probable que te sientas identificado con la persona sobre la que escribo en este post. ¿Qué por qué lo sé? Porque después de 30 años en el ejército, he descubierto que yo también soy esa clase de persona.

Soy culpable de la "paradoja del autoengaño"—lo que sucede cuando tenemos un problema al que estamos ciegos y no lo reconocemos. Probablemente, las personas que más necesitan verlo, son a menudo las que más se resisten a la idea de que ellos podrían ser parte del problema. Lo he visto a lo largo de mi carrera en numerosas ocasiones.

En el libro La Caja del Instituto Arbinger, (Leadership and Self-Deception, en su edición en inglés), esta ceguera se denomina autoengaño o "estar en la caja". La "caja" es como una pared de espejos, a menudo curvos, que nos muestran una imagen distorsionada de nosotros mismos, a veces mejores y a veces peores que los demás. Una imagen que no es real.

Al mismo tiempo, estos espejos nos impiden ver y estar alertas a las necesidades, expectativas y retos de los demás. Además, estos espejos, debido a su deformación, nos impiden ver cómo nos mostramos ante los demás, cómo nos mostramos en el trabajo, en casa y en el entorno social. Cuando estamos en la caja, los demás son objetos para nosotros, no los vemos como personas, y a menudo no nos damos cuenta de que los vemos como objetos.

¿Y qué pasa cuando, como líderes, estamos en la caja?

Con cierta frecuencia me reconozco a mí mismo dentro de la caja cuando hablo con otros líderes. También suelo escuchar comentarios como: "¡Es mi jefe el que tiene que hacer esta formación!" o "¿Por qué soy yo el que está aquí y no mi jefe?". Es decir, los demás también pueden ver cuando sus líderes están en la caja. Recientemente, un coronel que lidera un equipo de entrenamiento en una organización militar con más de 100.000 personas comentó: “Los líderes que gozan de una gran reputación, cuyas unidades están funcionando bien, siempre piden ayuda, mientras que los que tienen más dificultades, rara vez lo hacen." Esta es la paradoja del autoengaño en el trabajo.

Durante la Conferencia y Expo Internacional organizada por la Association for Talent Development (ATD) que se celebró en Washington, D.C., a principios de este año, tuve la oportunidad de hablar con docenas de profesionales que se dedican a la formación. Representaban a compañías que emplean desde 50 a más de 100.000 personas. En estas conversaciones mencionaban un problema recurrente: tenían ejecutivos de alto nivel que habían asistido a las principales escuelas de liderazgo, pero a los que curiosamente no se les daban bien las personas y se resistían a cualquier sugerencia de recibir más formación. Ese mismo grupo de ejecutivos, a menudo, ante nuevas oportunidades de desarrollo de liderazgo, reaccionaban de la siguiente manera: “Eso suena genial, pero yo no lo necesito. Veamos cómo hacer llegar esta formación a las personas que me reportan."

¿Puedes ver el autoengaño?

Ver a los demás como personas

Jim Ferrell, socio gerente de Arbinger, dijo recientemente: "La gente no responde a lo que decimos ni a cómo lo decimos, sino más bien a lo que intuyen que sentimos por ellos, a cómo intuyen que les estamos considerando en ese momento”. Podemos considerarles como personas o como objetos. Y ellos pueden sentirlo. "La mayoría de programas de desarrollo de liderazgo que existen en la actualidad, no abordan esta faceta, es decir, el modo de ver, lo que nosotros llamamos la mentalidad: cómo vemos a los demás. Principalmente, plantean el liderazgo únicamente como una cuestión de cambio o mejora de comportamientos.

A pesar del alto nivel de los programas de desarrollo de liderazgo y del uso de herramientas y técnicas de management para interactuar y motivar a los demás, es fácil no cumplir con las pautas que dichos programas proponen. De hecho, cuando los demás no responden a nuestro liderazgo como creemos que deberían hacerlo, solemos convencernos de que ellos son el problema, y no reconocemos que la disfuncionalidad que se está creando proviene de cómo ellos creen que les estamos considerando. En otras palabras, responden a cómo les consideramos, no a lo que hacemos o dejamos de hacer. ¡Y lo que es peor! ¡La mayoría de nosotros ni siquiera nos damos cuenta del modo en que les estamos considerando! Estamos ciegos.

Ahora más que nunca es fundamental que comprendamos con qué facilidad y con qué frecuencia convertimos a las personas en objetos. Aprendamos pues a ver a las personas como personas.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos de Silos?

¿Existe alguna organización que pueda decir que no tiene, nunca ha tenido y nunca tendrá silos? Para abordar este reto tan común y que tan a menudo pone en jaque a CEO’s, directores generales y directores de personas, el primer paso es comprender cuáles son algunos factores que frecuentemente contribuyen a la creación de silos […]

Ver artículo
¿Caricatura o Carácter? Viendo más allá de los defectos

Cuando los defectos de alguien parecen inundar cada interacción que tenemos con esa persona, probablemente no estamos viéndola como una persona, sino una versión plana y desproporcionada del individuo que realmente es. El año pasado en una feria estatal, posé para un caricaturista. Cuando el artista dio la vuelta a la imagen, lo que vi […]

Ver artículo
Una gran lección de amor en la empresa

Hace poco leí un post de un colega al que respeto y admiro mucho, Pablo Tovar, que explicaba el disruptivo discurso de 2 minutos que dio la Madre Teresa de Calcuta en un evento sobre Liderazgo y Cambio. Sólo duró 2 minutos, y durante el primer minuto lo que hizo fue mirar de lado a […]

Ver artículo
El inicio del “nuevo” curso nos ofrece grandes oportunidades

Recuerdo que cuando era una niña, me encantaba prepararme para la vuelta a la escuela. Tres meses de vacaciones eran demasiado tiempo para mí. Me encantaba el olor de los libros nuevos, empezar a tomar notas en cuadernos vacíos… Echaba de menos a mis compañeros, pero sobre todo echaba de menos la sensación de descubrir, […]

Ver artículo
Cómo disfrutar de las vacaciones y no morir en el intento

El inicio de las vacaciones nos trae a la mente imágenes que nos llenan de energía. Y aunque deseamos disfrutar al máximo de ese merecido descanso, la realidad es que las relaciones familiares y la planificación de las tareas domésticas, a menudo provocan discusiones y estrés. Quizás te sientas como la familia Harris que se […]

Ver artículo
¿No puedes ver? Escucha

En 1950, Harry y Bonaro Overstreet escribieron una editorial que habla del tema central de los problemas sociales que enfrentamos hoy: "Para los inmaduros, las otras personas no son reales". La sabiduría que proviene de la verdadera madurez a menudo se evidencia con mayor fuerza en nuestro grado de escucha hacia los demás. Cuando otros […]

Ver artículo
3 claves para comunicar teniendo en cuenta al otro

La comunicación juega un rol fundamental en nuestra capacidad para conseguir nuestros objetivos, ya sea en el trabajo, en casa o en la escuela. Sin embargo, los errores en la comunicación ocurren y con más frecuencia de la que nos gustaría admitir.  Piensa por ejemplo en esos plazos no cumplidos, en miembros de la familia […]

Ver artículo
¿Es suficiente ser resistente?

La estabilidad es la piedra angular en la construcción de una organización, o de un estilo de vida, concebida para resistir los vaivenes. Sin embargo, ¿podría la búsqueda de la estabilidad oponerse al objetivo ideal de crecimiento? Por Jack Colwell, Consultor Senior | 17 de abril de 2020________________________________________Nadie quiere ser como una vela que se […]

Ver artículo
Cómo afrontar los cambios de manera consciente

La década que acabamos de empezar lleva consigo cambios tan apasionantes como impactantes. La situación actual nos ha paralizado, nos ha zarandeado y nos ha hecho poner el estado de alarma, a flor de piel. Desde que conocí el material de Arbinger, cuando los pensamientos catastróficos llegan a mí, suelo aplicar la herramienta “Empezar de […]

Ver artículo
La fuerza que humaniza

Desde bien pequeños aprendemos que “la experiencia es la base del conocimiento” y que, para llegar a éste de un modo efectivo, en términos de utilidad para los retos que enfrentamos, debemos transitar por los tres niveles del aprendizaje: el nivel intelectual, el emocional y el vivencial. Es decir, debemos entender (llevar nuestra atención hacia […]

Ver artículo
crossmenu